Te invitan a una boda y es un gran motivo de alegría, sobre todo si es de alguien muy cercano a ti.

Como invitada, querrás ir impecable, favorecida y un poco llamativa (que no es lo mismo que ir llamando la atención).

Déjame darte unos consejos, para que seas la invitada perfecta.

  1. No vayas de blanco (ni beige, ni marfil) a no ser que la novia te lo pida expresamente.
  2. No uses ropa ni demasiado corta, ni demasiado ajustada. Reserva ese look para la despedida de soltera.
  3. El escote exagerado, mejor en la espalda.
  4. Recuerda: Si la boda es de día, vestido corto. Si la boda es de noche, vestido largo. Siempre nos quedará el largo midi (guiño, guiño)
  5. Zapatos cómodos, por favor.¡Para que quieres llevar esos tacones tan ideales de 12 centímetros, si no puedes dar ni 3 pasos seguidos sin parecer que tus pies son de otra persona!

Sigue estos consejos, defiende tu estilo y disfruta de tu evento. ¡Pásatelo bien!